Moda sostenible

Moda sostenible

Comprar de forma responsable significa también diferenciar entre la compra ética, responsable y la compra de moda de usar y tirar (la “fast fashion” o “moda rápida”).

La moda es una industria que destruye el medio ambiente y a menudo está relacionada con abusos en el trato a los empleados.

Algunas cifras…

Ludhiana, la capital industrial de Punjab (India), es la cuarta ciudad más contaminada del mundo.

En la región, el número de casos de cáncer pasó de 800.000 en 2001 a 1.220.000 en 2016.

Se han detectado entre 30 y 40 niños enfermos por pueblo (cáncer, autismo) a causa de los metales pesados y los pesticidas utilizados en la fabricación y el teñido de la ropa.

Una fábrica emplea una media de 800 personas que trabajan 12 horas al día, 6 días a la semana y ganan 90 euros al mes.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Los consumidores quieren marcas más baratas, o simplemente no pueden permitirse comprar ropa si no se reducen los precios.

Las empresas textiles llevan varias décadas deslocalizándose con la globalización, para rentabilizar sus márgenes.

Así que todos deberían estar contentos.

Pero un día la verdad sale a la luz.

Nos enteramos de lo que ocurre en China, India, Bangladesh y ahora en Etiopía, un nuevo Eldorado…

Vemos catástrofes humanas con fábricas que se derrumban, y catástrofes ecológicas con ríos tan contaminados que las personas que dependen de ellos pierden sus recursos naturales y se enferman. Es una verdadera hecatombe, y no sabemos dónde acudir porque es muy grave. Las regulaciones a miles de kilómetros son mucho más difíciles de controlar.

Y sin embargo, las marcas nos siguen reconfortando, todo se hace mejor ahora, y además participan en el desarrollo de los países emergentes. ¿engaño verde? (del nombre inglés “greenwashing”).  Probablemente.

En cuanto se mira más de cerca, se ven muchos problemas.

Entonces, ¿cómo no querer volver a los orígenes?

Buenas prácticas para una moda sostenible:

Una vez más, son nuestras prácticas las que animarán a las multinacionales a cambiar las suyas.

Y hasta que no haya una normativa más estricta sobre los productos importados, depende de nosotros encontrar la manera de consumir de forma más responsable y ética.

  • Intercambiamos:

Sí, como en los viejos tiempos, cuando recogíamos la ropa de nuestros primos, salvo que aquí tenemos derecho a elegir.

  • Ir a los mercados de pulgas:

Comprar de segunda mano es una excelente solución para utilizar recursos ya producidos.

  • Compramos productos locales hechos en nuestro país:

Por un lado, es mucho más fácil de controlar éticamente, y por el otro, evita la contaminación debida al transporte al otro lado del mundo.

Y si realmente queremos comprar una marca…

  • Elijamos el algodón orgánico:

No es perfecto, pero uno de los grandes problemas de los grandes países productores como la India es el uso masivo de pesticidas y tintes tóxicos que contaminan los suelos y los ríos, lo que provoca tragedias sanitarias con la aparición de enfermedades crónicas y cánceres.

En el Punjab, los insecticidas prohibidos en Francia se utilizan sin máscaras y muchos niños trabajan con sus padres en los campos.

  • O materiales reciclados

Cada vez son más las marcas que ofrecen la opción de comprar ropa hecha con material reciclado. También hay que tener cuidado con el “greenwashing”, es decir, hay que leer las etiquetas con atención, ya que a veces las marcas utilizan la palabra de moda “reciclado” para hacer que se compre ropa que en realidad se produce con muy poco material reciclado. Es importante que pregunte a la marca el porcentaje para estar seguro. Y no olvides el tema de los microplásticos que se generan cuando lavas tu ropa sintética… Existen soluciones como usar una bolsa especial que evita que esos microplásticos se desprendan en las aguas de residuos que terminan en el mar. 

  • Preguntarse : ¿Dónde se fabricó esa ropa?

Mira dónde se produjo. A menudo se pueden encontrar marcas que fabrican ropa en países vecinos como Italia, Marruecos o Turquía. Cuanto más lejos venga nuestra ropa, menos emisiones de CO2 costará su transporte. Y lo más probable es que la legislación sea más estricta en cuanto a las condiciones de trabajo y al medio ambiente.

Moda sostenible: ¿Qué acciones pueden ayudar a vestirse de manera más responsable y sostenible?

  1. Cuida tu ropa y repárala para que te dure lo máximo posible
  2. Compremos una bolsa de microplástico para lavar la ropa en la lavadora.
  3. El alquiler de ropa se está empezando a poner más de moda.
  4. Elijamos materiales alternativos: sabemos que el algodón requiere mucha agua y que a menudo se cultiva con pesticidas. Existen alternativas como el tencel, una fibra de nueva generación, fabricada en bosques austriacos gestionados de forma sostenible, ecológica y sin pesticidas. Además, requiere menos agua que el algodón.

 el alquiler de ropa típica es una práctica muy desarrollada en Corea del Sur
El alquiler de ropa típica es una práctica muy desarrollada en Corea del Sur

Incluso con prácticas de moda sostenible, nada será nunca perfecto, pero siempre habrá un impacto porque la confección implica la fabricación de material, su procesamiento y su transporte.

El impacto cero no existe, así que nos toca ser minimalistas y dejar de comprar de manera impulsiva, como por ejemplo para llenar nuestras frustraciones cuando no estamos bien… Hay otras soluciones para nuestra salud mental además de la compra de ropa: Por ejemplo, la meditación, mindfulness, música, crear arte, quedar con los amigos, ver una buena película, etc. También hablaremos de salud mental en esta web próximamente ya que el enfoque de Planeta Sana es la salud en todas sus formas: medioambiental, física y mental.

¿Tienes alguna sugerencia para mejorar el consumo en el sector de la moda y para que la moda sea más sostenible? ¿O comentarios sobre la ropa eco-responsable, o la moda ética, que lucha contra los problemas que describimos aquí? Estás en una plataforma de intercambio en la que la comunidad quiere mejorar, aprender de los demás, con el único objetivo común de preservar nuestro planeta y la salud de las comunidades que dependen de él. Así que, si tienes información interesante que no se menciona aquí, no dudes en dejarnos un comentario.

Si conoces alguna marca o artesano de la industria de la moda que tenga prácticas sostenibles, responsables y/o inclusivas*, por favor, comparte tus recomendaciones con nosotros en nuestro nuevo directorio de marcas y empresas sostenibles y/o inclusivas.

*Fabricación inclusiva significa pensar en personas con todas las tallas, desde muy pequeñas a muy grandes, o con necesidades especiales, como por ejemplo las marcas de zapatos adaptadas para llevar plantillas, o bolsos adaptados para personas con dolor de espalda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%d bloggers like this: